Copenague es considerada la ciudad menos contaminante por tener programas tanto a nivel ciudadano como industrial, que ayudan a reducir las emisiones de CO2
Qué aprender de Copenhague: Ciclovías señalizadas, sustitución por energias renovables, flota de buses eléctricos, reservas forestales con uso recreativo, industrias fuera de la ciudad, son solo algunas de las estrategias anticontaminación que está implementando la capital de Dinamarca. Las mayores ciudades del mundo quieren liberarse de las energías fósiles antes del 2050. Copenague aspira a hacerlo en 7 años (2026).

 

Copenhague, capital de Dinamarca, es hoy por hoy, entre las grandes ciudades del mundo, la que menos contamina, y espera ir eliminando paulatinamente las energías fósiles de sus sistemas de transporte y producción de energía. Aspira a estar libre de éstas energías contaminantes dentro de 7 años, una meta realista, porque va de la mano de una firme decisión política en ese sentido y que respaldan sus ciudadanos, considerados también «los más felices de Europa».

VALE LA PENA, POR LO MENOS, VER DÓNDE ESTÁN PASANDO COSAS BUENAS Y SABER CÓMO LO HAN LOGRADO,
PARA TOMAR EJEMPLO E INTENTAR MEJORAR LO PROPIO.

Pero para conseguirlo no es suficiente con tener un día sin carro (que no lo tienen obligatorio); o porque tenga sus grandes fábricas fuera de su área habitacional (tienen proyectado desarrollar 9 islas exclusivamente para uso industrial a partir de 2022); o porque tiene más de 350 km de ciclorrutas con señalización y prioridades; o porque tenga amplias reservas de bosques naturales dentro de su territorio, que son además parques para el disfrute de todos; o porque tenga un programa de sustitución de energias contaminantes por energias renovables como la solar y en mayor medida la eólica; o porque tenga más de la mitad de su población como biciusuaria permanente; o porque su manejo de desechos sea el más eficiente, sin recurrir a rellenos sanitarios; o porque su transporte sea mayoritariamente eléctrico: metro, trenes, buses, incluyendo taxis y carros particulares, todos con incentivos (por cierto, todo el transporte público masivo funciona con un mismo billete, sin costo adicional por tiempo o por cambios entre ellos). No, es por todo lo anterior y porque la cultura ciudadana hace parte fundamental de su ADN.

Centro histórico de Copenhague

Amigos de las bicicletas

Copenhague, es considerada la ciudad más amigable con las bicicletas, según un informe del WEF y tiene ya registrado el ingreso de mayor cantidad de bicicletas que vehículos diariamente, en el centro de la ciudad. Esto la convierte en referente y modelo para otras ciudades que quieren descontaminar sus centros históricos.

Vale la pena, por lo menos, ver dónde están pasando cosas buenas y saber cómo lo han logrado, para tomar ejemplo e intentar mejorar lo propio. Este video, original del Foro Económico Mundial (WEF), nos muestra algunos de sus logros.

Más de 70 de las mayores ciudades del mundo se han comprometido a acabar su dependencia de las energías fósiles antes del 2050. Copenague quiere convertirse en la primera ciudad del mundo libre de energías fósiles en solo siete años.

 

Fuentes:

www.copenhaguen.info
https://es.weforum.org