Conocido como “After a While” (Después de un tiempo) o Comes The Dawn (Viene el amanecer), este bello poema reflexivo sobre el amor, desafortunadamente ha sido intervenido y tiene muchas variaciones, lo que ha dificultado su autenticación y ha generado malentendidos aún en conocedores pues con mucha frecuencia se le atribuye a Jorge Luis Borges.

Después de un tiempo es un poema sobre el sentido del amor y el fortalecimiento a partir de sus vivencias. Parece ser escrito por alguien experimentado, que ha vivido y pasado por situaciones difíciles y que “en la cima de los años” reflexiona y resume en estos versos, lo que a su juicio han significado, a través del tiempo, esas sensibles experiencias. Es talvez por esta razón que se le achaca a Borges.

Historia y confusión

El poema fue publicado por primera vez en un libro de circulación restringida titulado The Ivy1; escrito por la joven Veronica A. Shoffstall (1952) se hizo público en 1982 gracias a la periodista Ann Landers (1919-2002), a la sazón con 63 años, quien escribía una reconocida columna de consejos para el Chicago Sun Times. Landers lo conoció casualmente y lo tomó como referente de experiencia y superación. Sin proponérselo, trascendió dada la popularidad de su columna que, además, era replicada en otros periódicos de USA y Canadá. Aunque aún no entendemos dónde se inició la confusión, pues fue publicado, desde el comienzo con el nombre de la autora.

En internet circulan innumerables “versiones” del poema con diferentes extensiones y traducciones. Muchas no citan al autor, la mayoría se lo atribuyen a Borges y algunas (pocas) hasta a Shakespeare; otras reconocen no saber su origen y/o mencionan a la autora junto con Borges (para no equivocarse).

También le puede interesar: Mary Grueso, maestra y poetisa de negros

Metidas de pata

Esto por supuesto, ha producido algunas confusiones que, en algunos casos, son una verdadera metida de pata, especialmente por la dimensión de quienes las tuvieron.

En una nota publicada por El Clarin (24/06/2016), principal periódico argentino (otros medios como La Nación también lo hicieron), menciona que El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, quiso rendir homenaje a uno de sus más preclaros ciudadanos, Jorge Luis Borges (1899-1986) en la celebración de los 30 años de su fallecimiento (2016) y publicó, destacado en un gran cartel, ubicado en la estación C del metro de San Martín, junto a otras notas sobre su vida, una frase (que por cierto no hace parte del original) del referido poema como si fuera del autor de “Ficciones”, creando burlas en redes y un alboroto mayúsculo.2 María Kodama, quien resguarda el legado de Borges, también ha desmentido su autoría.

Foto: elclarin.com

Otro que se pifió y de qué manera, fue Bono, cantante del conocido grupo de rock irlandés U2, al recitar, en una teletón en México, en diciembre de 2005, una parte del poema, citando como autor a “Borges, poeta chileno3.

A continuación transcribimos el poema en su traducción libre al español (ver texto original en el recorte).

Después de un tiempo

Después de un tiempo, aprendes la sutil diferencia
entre tomar una mano y encadenar un alma.

Y aprendes que el amor no significa entregarse
y la compañía no significa seguridad.

(Los besos no son contratos
y los regalos no son promesas)

Y comienzas a aceptar tus derrotas
con la cabeza en alto y los ojos al frente,
con la gracia de una mujer, no con el dolor de un niño.

Y aprendes a construir tus caminos en el hoy
porque el terreno del mañana es demasiado incierto
y lo inexorable tiene forma de desmoronarse en medio del vuelo.

Después de un tiempo, aprendes que incluso la luz del sol quema,
si te expones demasiado.

Y aprendes que es mejor plantar tu propio jardín y decorar tu propia alma
en lugar de esperar a que alguien te traiga flores.

Y aprendes que realmente soportas,
Que realmente
eres fuerte
y que realmente vales

y aprendes
y aprendes

con cada adiós aprendes

Hasta aquí Veronica A. Shoffstall.

Colcha de retazos

De aquí en adelante, las otras versiones se convierten en una colcha de retazos, en un “texto colaborativo”, pues incluyen otros versos diferentes en métrica y tono, a los cuales es casi imposible hacerles un seguimiento; son textos reflexivos derivados del sentido del poema de Shoffstall y que pretenden “complementarlo”. Nos recuerdan muchos textos apócrifos sobre la amistad, sobre el perdón, sobre las oportunidades que no se aprovecharon, sobre el valor del dinero, incluso sobre el sexo… que circulan por las redes con la misma finalidad.

…Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro,
significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos,
sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados,
y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo también aprendes que las palabras dichas en un momento de ira
pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace,
pero perdonar es solo de almas grandes.

Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos,
algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen
ocasionará que al final no sea como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,
sino el momento que estabas viviendo justo en ese único instante.Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado,

Extrañarás inmensamente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

Y aprendes que hay 3 momentos en la Vida que uno no puede remediar:

La oportunidad que dejaste pasar,
la cita a la que no asististe,
la ofensa que ya pronunciaste.

Con el tiempo también aprendes sobre El dinero… y entonces comprendes que:

Puedes comprarte una Casa, pero no un Hogar,
Puedes comprarte una Cama, pero no hacerte Dormir,
Puedes comprarte un Reloj, pero no te dará el Tiempo,
Puedes comprarte un Libro, pero no Conocimiento o lo que necesitas aprender,
Puedes comprarte una Posición, pero no sirve para tener Respeto,
Puedes comprarte Medicinas y pagar la consulta al médico, pero no te da Salud,
Puedes comprarte Sangre, pero no Vida,
Puedes comprarte Sexo, pero no Amor.

Con el tiempo también aprendes que la vida es aquí y ahora,
y que no importa cuántos planes tengas, el mañana no existe y el ayer tampoco.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido. 

Pero desafortunadamente, todo esto lo aprendes sólo con el tiempo.”

Cada lector decide si vale la pena anexarlos o no al poema original. O anexar otros…

¬¬¬¬¬¬¬¬¬

1. The Ivy (Mohawk Valley Community College in Utica, New York, 1972). Para leer la referencia completa, ver https://lonelyeve.wordpress.com/2008/04/12/y-uno-aprende-jorge-l-borges/
También puede consultar en Poetry in multimedia: http://wherepoetrycrosses.blogspot.com/2013/10/from-uno-apprende-to-after-while.html

2. En El Clarin. https://www.clarin.com/cultura/apocrifa-borges-subte-desperto-burlas_0_Skl10JRFS.html
También en La Nación: https://www.lanacion.com.ar/buenos-aires/el-subte-homenajeo-a-borges-y-cometio-un-error-insolito-nid1911787/

3. Las dos citas en: https://www.lavaca.org/notas

Suscríbete a Quinto Piso

Indica tu e-mail para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevos contenidos.

Únete a otros 171 suscriptores