Por John Brian Cubaque*

Seguimos con el análisis formal y de contenido de portadas de revistas del mundo, seleccionando los mejores diseños relacionados con el Covid-19, que iniciamos con (1) «Los protagonistas de la pandemia» y continuamos con (2) «El distanciamiento social y la soledad». En esta tercera entrega de la serie, el turno es para la economía y algunos de sus damnificados. Recuerde siempre que puede verlas al tamaño de pantalla con solo hacer clic sobre ellas.

La economía en crisis

El mundo está viviendo una inédita y monumental crisis económica. El cierre de comercios y de fronteras; la prohibición de eventos multitudinarios; la limitación en todos los sistemas de transporte, provocados por la cuarentena, han causado la quiebra de muchas empresas, grandes y pequeñas, por los costos sin beneficios que esta parálisis conlleva, y el subsecuente desempleo como una de sus más graves consecuencias sociales. Así lo manifiestan todos los protagonistas de la cadena económica y así también se refleja en las portadas de los principales medios especializados.

¡Auxilio!

Para muchos la imagen del coronavirus es aterradora, pero en asuntos científicos hay que ser cuidadosos y, en principio, fue la única que se tuvo a mano para ilustrar la pandemia. En el tema económico ha sido utilizada de manera extensiva y ha servido para enfatizar la fuerte crisis que viven todos los países del mundo, convirtiéndola en apocalíptica y demoníaca. Así, L’Express (Francia) y Woche (Alemania) muestran el virus como una maza medieval haciendo trizas las predicciones económicas, Euromoney (UK), la ilustra como el meteorito del fin de la era de los dinosaurios (¿lo seremos ahora nosotros?), camino a la Tierra;

Outlook Money (India) la ubica en plena catástrofe, con los símbolos financieros del oso (alza) y el toro (baja), sufriéndola; otro número de la misma revista hace una analogía con un juego de bolos en el que el boliche es el virus y los pines la economía, y el fondo de chispas la hace aún más alarmante, aunque su mensaje lo mencione como una oportunidad; India Today (en indi) por su parte, lo muestra como el cráter por donde se desploma un inversionista, preguntándose si tendrá fondo.

Focus (Alemania) pone al Euro carcomido por el virus. Alternatives Económiques (Francia) cambia la visualización y trae el virus como un gráfico financiero que cae y rebota convertido en garras que persiguen a un inversionista que corre despavorido. MoneyWeek (UK) coloca a otro inversionista con cara de preocupación cabalgando un toro -que representa el mercado- enfermo, y que luce un bozal (perdón, tapabocas) que, al parecer, no lo ha protegido del contagio.

En este panorama incierto, la revista Opovo (Brasil) con una reja cerrada, L’espresso (Italia) con un edificio comercial idem, y MoneyWeek (UK) con una caricatura de un inglés paseando su perro por una calle con tiendas clausuradas, muestran la realidad comercial en la pandemia: el cierre obligado al que se han visto abocados los comercios en todo el mundo.

La revista Semana (Colombia) resume la crisis en tres portadas: anuncia en una primera, de resolución tipográfica, que «La cosa está dura»; menciona el temor de los inversionistas en la segunda, y pide un salvavidas para la economía colombiana, en la tercera.

Entretanto, OER (Omán) se acoge a la teoría del «Cisne negro» (que se refiere a eventos imprevistos que impactan fuertemente la economía), en una discreta portada con una serie de tapabocas rodeados de virus y con un fondo en color de ropa hospitalaria. Bloomberg Business nos sorprende con una portada animada realizada por el ilustrador esloveno Matija Medved que nos muestra el toro del mercado molestado por marcianitos «virulentos» que no lo dejan avanzar. Bloomberg ha estado publicando en los últimos meses en su sitio web, variaciones de sus portadas con animación. Para ver la portada animada haga clic en el siguiente vínculo: https://assets.bwbx.io/images/users/iqjWHBFdfxIU/ikAFjgY1lJMA/v2/-999x-999.gif

The Week nos muestra un Tio Sam perplejo, con un termómetro en la boca preguntándose qué tan grave será el brote de coronavirus. Tempo (Indonesia) destapa la magnitud del gasto en salud y la incierta recuperación económica, ilustrado en el mismo estilo de grabado de los billetes indonesios mostrando al presidente y su ministro de Salud ataviados con los trajes de seguridad sanitaria, tal como los médicos que atienden la pandemia. Expansión (México) registra la parálisis de la economía con una careta N95 colgada.

Le Vif (Bélgica) coloca el euro con la sombra del coronavirus y pide «salvar también la economía». Le Point (Francia) trae un tema preocupante: la burocracia francesa y las posibles trabas sobre las medidas tomadas por Macrón y ubica al presidente entrando en ese laberinto. La única revista árabe que tenemos en la colección, GSBM (RAU) presenta una carretera desocupada que va hacia los campos petroleros, con un titular inquietante.

BW BusinesWorld (india) referencia que a pesar de las ayudas en algunos sectores claves, sigue la crisis y lo hace evidente a través de una lata craquelada que se intenta arreglar con «curitas» -vendas adhesivas- («pañitos de agua tibia» decían las abuelas); The Economic Times (India) está preocupada por la llegada del virus a las zonas consideradas puntos candentes de la actividad comercial y le pone un tapabocas rojo al Gandi de la Rupia (moneda india). The Economist (UK) nos enseña un paisaje de cementerio con barras como las de las cuentas de los presos, relacionadas con la gran cantidad de muertos que deja la pandemia y poniendo en consideración la difícil decisión que tienen nuestros líderes para elegir entre vida, muerte y economía.

Trends (Francia) se hace la misma pregunta y lo ilustra con una gráfica de actividad coronaria a punto de colapsar; Semana (Colombia) hace una cavilación similar, en esta ocasión sobre el momento oportuno para reabrir la actividad económica; por último,The Week (India) pone a su Primer Ministro en un ejercicio de equilibrio socio-económico en medio de un panorama «virusiado».

Desempleo

Esta crisis no es solo de industrias ni de inversionistas: como consecuencia lógica del cierre temporal y/o la quiebra de empresas, el desempleo aumentó de forma exponencial, dejando a millones de personas en la calle. Politis (Francia) trae una foto de casilleros con cascos, que ejemplifica claramente la inactividad industrial; The New York Times (USA) hace un relato dramático a través de las extensas colas de desempleados hambrientos que esperan por una ayuda**. Fortune ilustra el desempleo con una escena de desolación en medio de la gran ciudad.

India Today gráfica de manera contundente la caída del empleo y utiliza la metáfora del efecto dominó con íconos de empleados. Una escena dramática es mostrada por Our Weekly: un desempleado, ahora pordiosero, que forma parte de la población en estado de riesgo a causa del hambre.

Proceso (México) es más directo y retrata el drama mexicano, en pleno Zócalo en la Ciudad de México. Barron’s por su lado, es escueta pero contundente, y nos muestra la cifra de desempleados que tiene Estados Unidos, hasta el momento, a causa de la pandemia.

Executive (Líbano) escenifica en una patética ilustración, «La pesadilla viviente» que padecen los libaneses por la crisis económica, el desempleo y la escasez: un hombre con máscara de protección parece rogar ante un cajero electrónico, rodeado de intereses que van comiéndose todo. Le Monde Diplomatique (Brasil) nos resume la crisis y los damnificados en una escena de cadena de servicios.

Otros afectados económicos

Casi todas las actividades económicas han sufrido por el cierre, la disminución de la demanda o la inactividad a causa del covid-19. La cuarentena ha hecho que los trabajadores se resguarden en sus casas y las empresas no han tenido más remedio que apelar al teletrabajo o al cierre, en algunos casos temporal y en otras definitivo. Los servicios profesionales, las pequeñas o grandes tiendas, ferreterías o comercio al por menor; el transporte de carga y pasajeros, entre ellos el que más: el transporte aéreo; el negocio inmobiliario y de construcción; los eventos masivos y por consiguiente la enorme cantidad de artistas, deportistas, músicos y los demás trabajos que se derivan de esas actividades, han quedado cesantes. Aquí les traemos sólo una pequeña parte de los muchos afectados económicos que deja la pandemia.

Las revistas especializadas de cada gremio evidencian sus realidades. El Trailero (USA), dedicada al transporte terrestre de carga, nos trae una imagen que nos muestra el estado de desolación y contaminación, en este caso viral, que viven las ciudades. Parking&Mobility (USA) también expone el contraste de ciudad y espacios vacíos con relación a su negocio. La crisis económica por el coronavirus o Coronomics como lo están llamando en Inglaterra, se ha llevado por delante a casi toda la economía mundial. The Spectator (UK) nos trae una imagen surrealista con elefantes flacos, sin jinetes y con alargadas y débiles patas, desfilando con algunos de los símbolos de occidente, uno de ellos el obelisco, con el virus adherido a su superficie; al fondo, de uno de los elefantes sale dinero a montones y otro lleva una pila de papel higiénico. En primer plano, un hombre desnudo -petrolero- ofrece dinero al oso y este no le hace caso.

Otros que están soportando la crisis, tanto como los médicos, en primera fila, son los campesinos que han conseguido mantener el flujo de alimentos a las ciudades, sufren también -igual que los médicos-, la discriminación y la insensibilidad de los gobiernos frente a sus necesidades, éste es el tema de la revista Real Change (USA). Noticias (Argentina) descubre la inminente quiebra de los pequeños productores que, vaticina, serán las próximas víctimas. Con un gran titular sobre un fondo oscurecido de cifras y cuadros financieros y, abajo, surge amenazante el coronavirus en azul.

Las empresa inmobiliarias -real estate, en inglés- vienen sufriendo también su calvario: sus negocios están prácticamente detenidos y los que estaban en camino se han deshecho. Sucede lo mismo con la construcción y el empleo que ellos conllevan. Así lo expresan en sus portadas The Economic Times (India) con una ciudad «patas arriba» y proponiendo el reinicio de actividades; e Inmmobilier (Francia) con una caricatura de un vecindario. Los eventos de todo tipo han sido impactados por el coronavirus: desde los matrimonios o reuniones empresariales hasta los grandes eventos como los deportivos, musicales y de teatro, así lo plantean Meetings & Conventions-M&C– que muestra su realidad a través de un arrume de sillas en un sitio de eventos vacío, en blanco y negro.

Asimismo, Focus, con instrumentos, cámaras y parlantes desordenados y entre ellos, invadiendo todo, el coronavirus, todos en siluetas con un telón de fondo plano en amarillo; y Mundo Deportivo con un campo de fútbol vacío y un gran titular infectado. Otro de los grandes afectados es el sector del ocio y restaurantes como lo muestra la revista The Washington Post Magazine (USA) en una desolada pero bella ilustración de un restaurante con las sillas recogidas y el chef desconsolado en una de ellas, atravesado por una luz diagonal.

El sector de tiendas y supermercados ha tenido actividad para sobrevivir, y los compradores han disminuido notablemente a causa del desempleo y el consiguiente empobrecimiento que eso trae. Así lo deja ver la revista francesa Courrier international; mientras que Trends (Francia) nos trae el drama al que nos estamos viendo abocados, tanto empresas como personas: las abusivas tasas de interés, la mora por retrasos, la falta de liquidez y las trabas para acceder a créditos, son algunas de las dificultades que estamos enfrentando con los bancos y la revista nos promete colaboración para evitar llegar a soluciones extremas ¡Augh!

La industria aérea es una de las grandes damnificadas y su parálisis afecta también el turismo, otro sector fundamental en la economía de muchos países: aeropuertos, compañías de aviación, hangares de mantenimiento y otros servicios conexos, sufren la crisis. La brasileña Aero, lo ilustra con un avión en cuarentena -tapabocas incluido-. Aerospace propone un plan de sobrevivencia para empezar a levantar vuelo y la revista Airports escribe en un tablero de itinerarios una pregunta difícil de responder, por lo menos en el corto plazo.

Próxima entrega: Liderazgo, Globalización y Teletrabajo

*John Brian Cubaque es diseñador gráfico, especializado en diseño editorial y docente universitario. Actualmente dirige el proyecto quintopiso.net. dedicado al bienestar, respeto y empoderamiento de las personas mayores de 50 años.

**En Estados Unidos el automóvil hace parte de la «dotación» básica de cualquier ciudadano en todos los niveles económicos, de hecho, fue su industria bandera desde que Henry Ford se propuso que todos los norteamericanos debían tener uno. Estas colas se han vuelto frecuentes en todos los estados.

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬